Arecibo – La Federación de Alcaldes determinó ayer exigir la renuncia “inmediata” de Ricardo Rosselló Nevares a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP) y le retiró oficialmente su apoyo como candidato a la reelección en el 2020.

Sin embargo, durante la reunión de los ejecutivos municipales del PNP, no estuvo en discusión la posible salida de Rosselló Nevares de La Fortaleza.

“Ambas decisiones (la renuncia a la presidencia y a la reelección) fueron favorecidas prácticamente por unanimidad”, dijo el presidente de la Federación de Alcaldes, Carlos Molina, al concluir el encuentro, que se prolongó por más de dos horas.

“Estamos a cuatro meses para comenzar un proceso de radicación (de candidaturas) y tienes que tener un presidente de partido enfocado en una elección, y están en juego los fondos federales, el futuro del país y de los municipios que no han llegado los fondos. Eso es crucial”, enfatizó.

Molina convocó a los 33 alcaldes federados durante el fin de semana, luego que trascendieran 889 páginas del chat de Telegram en el que Rosselló Nevares, junto a funcionarios, asesores y un cabildero, profirieron epítetos y burlas contra personas públicas y privadas. A la reunión, acudieron 22 alcaldes.

El sábado, cuando fue revelado el chat, Molina, también alcalde de Arecibo, dijo que le retiraba la confianza al gobernador y le exigió que pusiera a disposición del PNP la presidencia.

No al residenciamiento

Los alcaldes no consideraron pedir un juicio político del primer ejecutivo, como lo han exigido las minorías del Partido Popular Democrático y del Partido Independentista Puertorriqueño.

“Eso no estuvo en discusión porque eso le toca a la Asamblea Legislativa”, indicó Molina.

Comentó que, previo al cónclave, habló con Rosselló Nevares, quien le reiteró que no abandonaría la presidencia del PNP ni sus aspiraciones políticas.

De esta forma, los alcaldes novoprogresistas se alinearon con los legisladores de mayoría -tanto en Cámara como en Senado- que el domingo optaron por darle un “espacio” a Rosselló Nevares para la reflexión.

Molina dijo que los ejecutivos municipales igualmente hicieron un llamado al gobernador a la introspección. No precisó qué haría el PNP si Rosselló Nevares continúa aferrado a su puesto en el partido y a una posible candidatura para los comicios del año próximo.

“Le estamos diciendo (que) la presidencia del partido, la necesitamos inmediatamente para comenzar a organizar. No tiene el respaldo de los alcaldes”, insistió.

Este diario supo que, antes de la reunión, Rosselló Nevares habló por teléfono con varios alcaldes para dejarles saber su posición.

Antes del cónclave, el alcalde de Lares, Roberto Pagán Centeno, abogó por Rosselló Nevares en un mensaje en su página oficial en Facebook.

“Te digo, no hagamos pedazos de aquel que cayó por un error en su vida. Dios dice: Si siete veces cayera el justo, siete veces el Señor le levantará. Reflexionemos, antes de emitir comentarios que nada abonan a la situación, seamos compasivos, hoy es él, mañana puedes ser tú. Continuamos orando por nuestro gobernador o, tal como nos enseña 1 Timoteo 2:2, para que Dios lo llene de toda sabiduría y guianza. Bendiciones”, dijo el ejecutivo en su mensaje.

Pagán Centeno, quien participó ayer en la reunión, ha dicho que no terminará el cuatrienio, pero no ha revelado cuándo se propone renunciar. Su hijo, Carlos “Papo” Pagán, se propone aspirar al cargo y, según fuentes de este diario, es respaldado por el gobernador.

El Nuevo Día supo también que tanto los alcaldes como los legisladores que se reunieron el domingo decidieron no comenzar un proceso de residenciamiento del gobernador ahora por las consecuencias que traería.

Los novoprogresistas, dijeron varias fuentes del partido, consideran, entre otros elementos, el impacto que tendría esta situación en el PNP ante las elecciones generales, las aspiraciones políticas de los principales líderes de la colectividad, además de la legislación pendiente de aprobar y la información comprometedora que podrían tener los legisladores y el gobernador.

“No hay seleccionado un nuevo secretario de Estado y nadie quiere a Wanda Vázquez, (secretaria de Justicia), que sería la próxima en sucesión”, dijo un informante.

“Más importante aún, él (Rosselló Nevares) no quiere irse”, agregó.

Aunque se considera al alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, y a Pedro Pierluisi para la secretaría de Estado, no hay una decisión tomada. Pierluisi, sin embargo, ya fue descartado, indicaron las fuentes.

Rivera Cruz, así como los alcaldes de Adjuntas, Aibonito, Cataño, Ponce, Gurabo no acudieron a la reunión ayer.

El encuentro se efectuó en una residencia privada, en la urbanización Villas de Altamira, en Arecibo, cuyo dueño se desconoce.

Fuente Endi.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *