Trump no dejará que su enviado ante la UE se someta a “un tribunal de canguros totalmente comprometido”

Washington, RT.- El Gobierno de Donald Trump no tiene intención de permitir que Gordon Sondland, una de las figuras claves en el esfuerzo de los demócratas por entablar un juicio político contra el presidente estadounidense, testifique ante el “tribunal de canguros” de la Cámara de Representantes.

Los comités de Asuntos Exteriores, de Inteligencia y de Supervisión y Reforma Gubernamental de dicha cámara —todos liderados por los demócratas—, además de emitir una citación al secretario de Estado, Mike Pompeo, también han programado interpelaciones a otros cinco funcionarios del Departamento de Estado, entre ellos Sondland, embajador de Washington ante la UE.

No obstante, la comparecencia del diplomático fue impedida por la Casa Blanca.

“Me encantaría enviar al embajador Sondland, un hombre muy bueno y un gran estadounidense, para que testifique, pero desafortunadamente estaría testificando ante un tribunal de canguros totalmente comprometido, donde se han quitado los derechos a los republicanos, y no está permitido que el público vea los hechos verdaderos.

 Es importante destacar que un tuit del embajador Sondland, del que pocos informan, declaró: “Creo que ustedes están equivocados acerca de las intenciones del presidente Trump. El presidente ha sido muy claro: no hay ‘quid pro quo’ de ningún tipo”. ¡Eso lo dice TODO!”, tuiteó Donald Trump.

Los presidentes de los tres comités afirmaron que consideran que la “interferencia” de la Casa Blanca como “una obstrucción a la investigación de juicio político” y que emitirán una citación para obtener el testimonio y los documentos de Sondland.

Por su parte, la Casa Blanca señaló que no cooperará con la investigación de juicio político iniciada por los demócratas de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Los letrados de la Casa Blanca sostienen que no se puede obligar al Ejecutivo a proporcionar los documentos solicitados por los demócratas hasta que una votación de la cámara decida si se debe iniciar o no una investigación formal.

“Ustedes han diseñado e implementado su investigación de una manera que viola la justicia fundamental y el debido proceso constitucional”, escribió uno de los abogados de la Casa Blanca, Pat Cipollone, en una carta dirigida a los líderes demócratas de la cámara.

A finales de septiembre, la Cámara de Representantes de EE.UU. tomó la excepcional decisión de comenzar una investigación oficial de juicio político (en inglés ‘impeachment’) contra Donald Trump, un procedimiento constitucional que podría resultar en una histórica destitución del presidente estadounidense.

El inicio de los trámites fue anunciado tras reportes de que Trump habría retenido la ayuda financiera a Ucrania con el fin de presionar a Kiev para que reabra una investigación de corrupción que involucra al hijo de su actual rival político, Joe Biden.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *