Representantes de Guaidó asedian la Embajada de Venezuela en Brasil

BRASIL, RT.- El Gobierno de Venezuela ha denunciado que su Embajada en Brasil es asediada luego de que grupos irregulares trataran de forzar la salida del personal diplomático que permanece en el recinto.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, escribió en su cuenta de Twitter, que las instalaciones de la sede diplomática de su país en Brasilia fue “invadida por la fuerza” en la madrugada de este miércoles. “Hacemos responsable al Gobierno de Brasil por la seguridad de nuestro personal e instalaciones”.

De igual manera, exigió respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que consagra que las sedes diplomáticas no pueden ser penetradas por agentes del Estado receptor sin el permiso del jefe de la misión venezolana.

Por su parte, la enviada a Brasil del autoproclamado “presidente encargado”, Juan Guaidó, María Teresa Belandria, ha negado a través de un comunicado que el ingreso haya sido por la fuerza.

Respuesta de Brasilia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, respondió en las redes sociales que repudia “la interferencia de actores externos” y que están tomando las “medidas necesarias para resguardar el orden público y evitar los actos de violencia”, según la Convención de Viena.

Del mismo modo, el Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia emitió un comunicado donde afirma que “hay individuos inescrupulosos que quieren sacar provecho de los acontecimientos para generar desorden e inestabilidad”, y que el mandatario de ese país “no tuvo conocimiento ni incentivó la invasión de la Embajada de Venezuela, por partidarios de Guaidó”.

En el texto se afirma que las fuerzas de seguridad están tomando providencias para que la situación se resuelva de una manera pacífica.

“Necesitamos ayuda”

Los medios locales indican que la Embajada de Venezuela fue invadida por un grupo de 20 simpatizantes de Guaidó.

Los testimonios recogidos apuntan que saltaron el muro y ocuparon las instalaciones con la finalidad de forzar la salida del personal que allí se encontraba.

El encargado de negocios de la Embajada venezolana, Freddy Efraín Meregote, grabó un video, compartido por el canciller venezolano, donde aparece junto al personal diplomático y militar explicando que la Embajada “está siendo asediada en los actuales momentos”, luego de que fuera invadida la madrugada de este miércoles. “Queremos hacer del conocimiento a la comunidad internacional que nos mantenemos irrestrictos en el apoyo al presidente Nicolás Maduro”, agregó.

Meregote negó las informaciones que indican que funcionarios de la sede diplomática ayudaron a entrar al grupo en las instalaciones, y en una conversación con un representante del Gobierno de Jair Bolsonaro le exige que este sea garante de la seguridad de los venezolanos al encontrarse “en una situación de vulnerabilidad”, según una grabación compartida por el diputado brasileño Paulo Pimenta en sus redes.

Pimenta entró a la Embajada para denunciar el atentado a la soberanía venezolana y ha aseverado en un trino que el Ejecutivo brasileño apoya “la invasión paramilitar” de la sede diplomática.

“Reconocen al presidente Guaidó”

Por otra parte, la enviada por el diputado opositor como “embajadora” de Brasil publicó un comunicado en su cuenta de Twitter afirmando que “un grupo de funcionarios” de la Embajada de Venezuela en ese país se comunicó con ella para informarle que “reconocen al presidente Juan Guaidó”.

Belandria asegura que, tras esa acción, abrieron las puertas y entregaron voluntariamente la sede diplomática.

En el texto llama a “todos los funcionarios acreditados en la Embajada y en los siete consulados de Venezuela a adoptar la misma decisión”.

Belandria, que fue nombrada en febrero como representante de Venezuela por Guaidó, presentó sus “cartas credenciales como embajadora de Venezuela” ante el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, el pasado 4 de junio.

Caracas retiró a su embajador y congeló las relaciones diplomáticas con Brasilia en 2016 tras el “golpe de Estado parlamentario consumado en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff”, según un comunicado de la cancillería venezolana en ese momento.

Este tipo de hechos ya han ocurrido con tres sedes diplomáticas venezolanas. Una de ellas ubicadas en Washington, donde finalmente los encargados de Guaidó ingresaron al edificio; en El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele ordenó que el personal adscrito a la representación venezolana en ese país abandonara el lugar, y en Costa Rica, donde hubo un intento de ingreso de enviados de Guaidó, que posteriormente fue revertida.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *