Familiares de joven ultimado por policías reclaman justicia

Moca.- Familiares de un joven ultimado de varios balazos por miembros de una patrulla policial en medio de una redada, reclaman justicia para los responsables del hecho.

Ignacio Alfonso Abreu cayó abatido este miércoles en el sector la Punta, del municipio Moca, provincia Espaillat.

Tras una misa de cuerpo presente celebrada en la capilla del cementerio de Moca, Milly Marrero y Félix Abreu, padres del hoy occiso, dijeron que su hijo no era un delincuente, y que trabajaba como motoconchista para mantener dos hijos que había procreado.

“A Dios le pido que me de fuerzas en esta prueba tan grande. Me lo diste un 20 de mayo y un 15 de noviembre vengo a entregártelo Padre mío, no nos abandone en este momento de prueba”, exclamó Milly delante del féretro de su hijo de 30 años de edad, a quien apodaban Nacho.

Mientras que el sacerdote Jesús García, quien presidió la misa, declaró que nadie tiene derecho a matar. “En la Policía hay muchos gatillos alegres, esa no es la forma de resolver los problemas, ahora han matado a un joven trabajador”, expresó.

De su lado, Radhamés Mercedes, director provincial de la Comisión de los Derechos Humanos, exigió justicia contra los autores del crimen y la aplicación de la pena máxima.

Juan Comprés, coordinador del movimiento social y popular Los Peregrinos, dijo que Nacho era un miembro destacado de esa organización y que fue asesinado por agentes policiales, según él, de mala manera.

Varias patrullas policiales fueron apostadas en frente del cementerio municipal de Moca, para prevenir la ocurrencia de desórdenes.

El presidente del Movimiento de Chóferes de Transporte (Mochotran), Alfredo Pulinario (Cambita), deploró que celebren el “Día del Chofer” bajo carencias y el olvido del Gobierno Central.

Las declaraciones fueron ofrecidas en el Altar de la Patria, donde los transportistas depositaron una ofrenda floral para honrar a los patricios y aprovecharon para denunciar que viven sus peores momentos.

“Los chóferes nos sentimos tristes, hoy no celebramos, nos lamentamos. No podemos sentirnos contentos porque no hemos logrado nada, no tenemos nada, prácticamente está trabajando para comer”, confesó Pulinario.

El líder de transporte público advirtió que “el chófer no tiene una vivienda, vive en los patios, vive alquilado, no tiene seguro médico ni él ni su familia. No podemos estar alegres un día de nosotros”, expuso.

Sostiene que el Estado tiene que poner parte para ayudar esta clase de trabajadores que le está sirviendo al país.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *